REHABILITACIÓN EN CIRUGÍA ESTÉTICA. MAMOPLASTIA

MAMOPLASTIA (aumento o reducción mamaria)

Es el procedimiento quirúrgico dirigido a mejorar el tamaño y la forma de la mama por las siguientes razones:

–    Mejorar el contorno corporal de una mujer
–    Corregir una reducción en el volumen mamario tras el embarazo.
–    Elevar la mama caída y aumentar su tamaño.
–    Equilibrar una diferencia en el tamaño de las mamas.
–    Reconstrucción tras cirugía del cáncer de mama.
–    Corregir una deformidad congénita.

Tipos de mamas

   Mama hipoplásica: falta de desarrollo de la mama.
   Atrofia postparto: Después del embarazo y del parto la mama sufre modificaciones, y una de las más frecuentes es su involución.

Implantes mamarios

Un implante de mama es un envoltorio de elastómero de silicona que generalmente está relleno de gel de silicona más o menos líquido. (esta propiedad se llama cohesividad y hay diferentes grados). Los geles más cohesivos conservan la forma y evitan la dispersión del gel de silicona en caso de rotura de la prótesis. Los implantes también pueden estar llenos de una solución salina, son los llamados de suero.

Al introducir una prótesis mamaria, el cuerpo la envuelve de una lámina que se llama cápsula. El cuerpo humano considera el implante de mama como un cuerpo extraño y forma una cápsula protectora de tejido fibroso a su alrededor. El aumento del tejido de esta cápsula es lo que se denomina contractura de la misma.

Esta cápsula esta formada por un tejido que es similar al de las cicatrices, y su comportamiento es similar. Algunas cicatrices en algunas personas se retraen, y esto puede suponer una disminución del tamaño de la cápsula y por lo tanto del espacio donde se encuentra la prótesis. El efecto final es que la prótesis se puede hacer más redonda y más dura, esto se denomina contractura capsular o cápsula. La contractura capsular es una retracción exagerada de la cápsula fibrosa del organismo (formada en torno a la prótesis), que determina cierto grado de endurecimiento de la región cuando palpada.

La cápsula se puede manifiestar como dolor y en casos severos, puede observarse alguna deformidad externa. Es una complicación, cuya causa última aún se desconoce y cuya aparición se cifra en alrededor de 10 por cada 100 pacientes. La fibrosis post-quirúrgica es una respuesta normal del organismo, que intenta defenderse de un cuerpo extraño, creando varios grados de encapsulamiento. En las primeras etapas de desarrollo de la contractura, esta puede ser solucionada, pero cuando la cápsula está excesivamente contraída y provoca dolor, por lo general, es necesario realizar una capsulectomia.

Su prevalencia oscila según las series entre el 12% cuando el motivo de la intervención es por estética, hasta un 34% cuando es por reconstrucción tras cáncer.

El 90% o más de los casos de contractura capsular se desarrollan durante el primer año. Un pequeño porcentaje de pacientes que han desarrollado contractura capsular varios años después de hacerse el aumento de busto.

Esta complicación es más frecuente en caso de prótesis rellena de gel de silicona.

La mamoplastia de aumento no produce verdadero rechazo ya que es silicona inerte.

Tratamiento de la contractura capsular

a) Prevención de la aparición de la contracción

–    Colocar el implante detrás del músculo pectoral
–    Fabricación de paredes rugosas en la parte externa del implante (prótesis texturadas)
–    Utilización de implantes rellenos de sueros fisiológicos.

b) Tratamiento rehabilitador: consistente en tratamiento médico y de fisioterapia, basicamente ultrasonidos (en prevención o en el tratamiento)

BIBLIOGRAFIA

  1. Baker JL, Bartels RJ, Douglas WM. Closed compression technique for rupturing a contracted capsule around a breast implant. Plast Reconstr Surg 58: l 37,1976
  2. Planas J. Prophylactic Use of External Ultrasound for Breast Implant Capsular Contracture. Hot Topics, Aesthetic Surgery Journal, March/April 2002

Copyright All Rights Reserved © 2016 - Rehabilitación y Fisioterapia Barcelona