REHABILITACIÓN CARDÍACA

La enfermedad cardiovascular representa un tercio de las muertes a nivel global, con  7,4 millones de muertes por cardiopatía coronaria (CC) en 2012 (WHO 2012). Aunque la tasa de mortalidad por CC se ha reducido en el Reino Unido principalmente debido a una reducción de los factores de riesgo, en particular el tabaquismo, ha descendido menos que en muchos otros países desarrollados (Peterssen 2005) (Anderson 2014).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define en 1993 la Rehabilitación Cardiaca (RC) como la suma coordinada de intervenciones requeridas para influir favorablemente sobre la enfermedad, asegurando las mejores condiciones físicas, psíquicas y sociales para que los pacientes, por sus propios medios, puedan conservar o reanudar sus actividades en la sociedad de manera óptima. La rehabilitación no debe considerarse como una terapia aislada, sino que debe ser integrada en el tratamiento global de la cardiopatía, del que es una faceta más.

Beneficios de la Rehabilitación Cardíaca

–    Mejora la tolerancia al ejercicio
–    Disminuye la sintomatología
–    Incrementa la fuerza muscular
–    Aumenta el hábito de practicar ejercicio
–    Ayuda, junto a otras medidas, a disminuir los factores de riesgo
–    Restablece el estado fisiológico
–    Acrecienta el índice de reincorporación laboral
–    Reduce la morbilidad (complicaciones)
–    Prolonga la esperanza de vida
–   Mitiga nuevos eventos cardiovasculares

(Balraj S, y cols. Cochrane 2011; Issue 7) (Agency for Health Care Policy and Research, 2000)  

Existe suficiente evidencia científica a favor de la eficacia de los programas de rehabilitación cardiaca (RC) con una mejoría significativa de la calidad de vida del paciente, capacidad de realizar ejercicio, perfil lipídico, índice de masa corporal, peso, tensión arterial, frecuencia cardíaca en reposo, supervivencia y reducción de los factores de riesgo de infarto de miocardio. También se asocian a una reducción de la ansiedad y depresión.  

Los pacientes que se benefician precozmente de entrar en programas de RC mejoran su participación, la adherencia al tratamiento, asegura una intervención precoz sobre los factores de riesgo, además de reducir morbi-mortalidad a corto plazo, pero también la mortalidad tardía descrita del 20-32% (Collins 2014, cita 3)

Indicaciones de la Rehabilitación Cardíaca

–    Infarto agudo de miocardio
–    Ángor de esfuerzo estable
–    Cirugía cardiaca
–    Angioplastia coronaria (con o sin stent)
–    Insuficiencia cardiaca crónica
–    Miocardiopatías
–    Personas con factores de riesgo cardiovasculares
–    Prevención en personas sanas con factores de riesgo de enfermedad cardiovascular y en familiares de personas con enfermedad aterosclerosa

Programas de Rehabilitación Cardiaca

Esta intervención puede incluir ejercicios, educación con respecto a los factores de riesgo, cambio de conducta, apoyo psicológico y estrategias dirigidas a controlar los factores de riesgo tradicionales de la enfermedad cardiovascular. La rehabilitación cardíaca es una parte fundamental de la atención contemporánea de la cardiopatía y se considera una prioridad en los países con alta prevalencia de CC. Las guías clínicas internacionales identifican de forma consistente los ejercicios como un elemento central de la rehabilitación cardíaca (Balady 2007; Graham 2007; NICE 2007).

La rehabilitación cardíaca a largo plazo (es decir 12 o más meses de seguimiento) es segura y efectiva para reducir la mortalidad global y cardiovascular y reduce el riesgo de ingresos hospitalarios a más corto plazo en pacientes clínicamente estables (< 12 meses de seguimiento) en pacientes con CC (Anderson, Taylor. Cochrane Database of Systematic Reviews 2014 Issue 12)

La RC se orienta en las 3 fases o ámbitos que se describen a continuación:

Fase I

– Pacientes ingresados
– Movilización precoz
– Duración dependiente del tiempo de ingreso, si ha habido complicaciones…

Fase II

– Régimen ambulatorio
– Supervisión profesional

Fase III

– Centros deportivos
– No supervisión profesional
– Controles médicos y por enfermería
– Duración: toda la vida

Conclusión

La RC realizada en unidades multidisciplinares especializadas es segura y eficaz en el tratamiento de pacientes estables tras infarto agudo de miocardio, intervención coronaria percutánea o con insuficiencia cardíaca: reduce la mortalidad total, cardiovascular, los ingresos hospitalarios y restablece la salud de los pacientes con cardiopatía.

En definitiva, la rehabilitación cardiaca persigue restablecer la salud de los pacientes con cardiopatía y mejorar su calidad de vida.

Copyright All Rights Reserved © 2016 - Rehabilitación y Fisioterapia Barcelona